miércoles, julio 31

Vendas Calientes


Es un tratamiento muy recomendado para la reducción de medidas y la celulitis compacta de forma segura. Estas vendas producen un exceso de calor en la piel que drena toxinas y acelera el metabolismo; esto hace que se elimine grasa, tonifique la piel y disminuya la celulitis. 

La combinación de principios activos que contienen estas vendas producen que aumente la temperatura corporal en la zona de aplicación. Este incremento puede llegar de 2 a 4 grados por encima de la temperatura basal. Dicho efecto acelera el metabolismo celular contribuyendo al aumento de la termogénesis.

Para mayor información sobre este tratamiento:
(0212) 5740710,  (0424) 2542851

Manta Térmica


La manta térmica es un aparato eléctrico diseñado para auxiliar a bariatras, cosmetólogas, cosmiatras, dermatólogos, fisioterapeutas, masajistas, y en general a todo profesional de la estética corporal en gran cantidad de tratamientos que requieren de un ambiente de mediana o alta temperatura, ya sea para inducir la sudoración de la piel; potencializar los activos esenciales contenidos en los productos cosmetólogicos; o para mejorar resultados en la aplicación de diversos tratamientos. Gracias a sus características de diseño, las mantas térmicas son un excelente coadyuvante en los procesos de reducción de masa corporal, de reafirmación de tejidos, o de eliminación de excesos de grasa.

El uso de la manta electro-térmica es muy eficaz en el tratamiento contra la celulitis. Porque actúa aumentando la temperatura interior, lo que es suficiente para disolver paulatinamente la grasa interna acumulada, además produce una notable vasodilatación, dilatación de los poros, oxigena y revasculariza la zona en que se aplica y reafirma los tejidos evitando la flaccidez al desaparecer la grasa. Cabe agregar que tiene un constatable efecto antiinflamatorio y antiedematoso.


Para mayor información sobre este tratamiento:
(0212) 5740710,  (0424) 2542851

Drenaje Linfático


El drenaje linfático es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y en las técnicas de masaje terapéutico que se dirige a la "activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de liquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y optimizar su evacuación".

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, y se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso. La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que hoy por hoy, no son capaces de drenarse por medios instrumentales (por ejemplo, la presoterapia, que drena sólo líquido intersticial.


¿Cuándo se indica?

Es una terapia que suma al bienestar corporal que aportan los masajes convencionales, su poder para eliminar toxinas y aumentar la respuesta inmunitaria del organismo. Además, está especialmente indicado para preparar los tejidos antes y después de someterse a las distintas intervenciones de cirugía estética. Se recomienda como apoyo a tratamientos de traumatología, angiología y fisioterapia, y es ideal para inflamaciones y edemas, ya sean producidos por un traumatismo, o por poca asimilación de líquidos.

Es totalmente indoloro y no es agresivo con el organismo. Tiene un efecto neural (acción tranquilizante porque se estimulan los receptores del no dolor), efecto inmunológico (estimula las defensas) y efecto sobre la musculatura (equilibra el tono muscular). Desempeña una función clave en la nutrición de los tejidos; especialmente gracias a su efecto limpiador, que se deja notar sobre la piel. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los tratamientos estéticos generan un incremento de la irrigación, lo que se traduce en una mejora del aporte nutritivo y de oxígeno sobre el área tratada. En dermatología y estética, esta terapia se emplea en casos de acné y rejuvenecimiento facial.

El drenaje linfático está especialmente indicado para hacer frente a numerosas enfermedades de la piel (acné, bolsas, eczemas, caída del cabello, y edemas faciales que pueden aparecer tras un lifting). Además, minimiza las cicatrices y las ablanda, evita los edemas en las piernas que padecen muchas mujeres embarazadas y la aparición de estrías. También combate la migraña, el reuma, la hinchazón y el cansancio de las piernas, la retención de líquidos y la celulitis. Por si esto fuera poco, tiene propiedades antiestrés, favorece el retorno venoso y alivia los dolores que suelen darse después de someterse a una liposucción. También es importante destacar que es una terapia ideal para las personajes que han sido operadas o reciben tratamientos para el cáncer, pues el drenaje linfático, en estos pacientes, trata la inflamación de piernas y brazos que, si no es bien controlada, puede devenir en el llamado linfedema.


¿Cuáles son sus contraindicaciones?

No debe aplicarse en casos de infecciones agudas, problemas circulatorios, problemas cardíacos importantes, hemorragias, enuresis aguda, sarcoma, leucemia, cáncer en fase activa, asma (después de la crisis), embarazo (hasta después del tercer mes), si se está con medicamentos (en especial, los antibióticos, pues la terapia drena el medicamento también), problemas de tiroides y de los riñones.


¿Qué recomendaciones deben seguirse para potenciar los efectos de este tratamiento?

Por la mañana, se sugiere tomar un vaso de jugo de naranja, manzana y zanahoria; beber de tres a cuatro litros de agua al día; incluir en la dieta más verduras y frutas; hacer ejercicios y entre ellos los favoritos son nadar y caminar; evitar los focos directos de calor y el estar mucho tiempo de pie; y no ponerse prendas de vestir que compriman mucho el cuerpo


Para mayor información sobre este tratamiento:
(0212) 5740710,  (0424) 2542851

Radiofrecuencia


La Radiofrecuencia (RF) es una técnica cosmética no invasiva que se utiliza para el tratamiento de la flacidez facial y corporal así como eliminación de celulitis, obteniendo resultados inmediatos sin cirugía.

Consiste en la transferencia de energía en forma de calor a las capas más profundas de la piel; estimulando la producción de colágeno y la eliminación de células grasas a través del sistema linfático y sanguíneo. En Nosotras Spa contamos con Radiofrecuencia Bipolar y Multipolar (Ultima generación).


Diferencia entre la Radiofrecuencia Unipolar vs Bipolar vs Multipolar

La RF Unipolar actúa sobre el tejido en el área tratada algo profundamente (generalmente hasta 20 milímetros) es decir, sobre la piel y la grasa subcutánea. La RF Bipolar actúa en el área tratada menos profundamente (generalmente hasta 2 milímetros), es decir sobre la piel. En el caso de la RF Multipolar, el tratamiento consiste en la utilización simultánea de ambos tipos de RF (Unipolar y Bipolar), de manera sinérgica, lo cual permite incrementar la eficacia en resultados, ya que además, se optimizan los electrodos a través de sofisticados controles dependiendo del objetivo particular del tratamiento para cada paciente en particular.


¿Cómo actúa la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo. Un calentamiento que podríamos decir va de dentro hacia fuera. Dicho calentamiento va a favorecer:

  • El drenaje linfático, lo cuál permitirá disminuir los líquidos y las toxinas en el que se encuentran embebidos los adipositos del tejido afecto de celulitis.
  • Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.
  • La formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente.
  • Y por último tras la lesión térmica controlada con retracción del tejido hay una respuesta inflamatoria que se verá acompañada de migración de fibroblastos, lo cual reforzará aún más la estructura de colágeno, dando como resultado un rejuvenecimiento de la zona tratada.
El efecto inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, con más o menos rapidez según los casos. Sin embargo, lo que se pretende conseguir gradualmente es la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye que se formen fibras nuevas que sustituyan a las envejecidas y hagan los tejidos más elásticos, se favorezca la homeostasis y, en general, mejore el estado de la piel eliminando de ella las huellas del paso del tiempo. Este proceso es más lento y, según los casos y dependiendo del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona, se produce entre los dos y cuatro meses posteriores al tratamiento. De hecho se han realizado estudios histológicos que demuestran cambios importantes en la remodelación del colágeno a partir de la sexta semana posterior a la aplicación de la radiofrecuencia. 

Para mayor información sobre este tratamiento:

(0212) 5740710,  (0424) 2542851

Ultracavitación


Es un tratamiento de mejoramiento corporal no invasivo, indoloro, que ayuda a eliminar la celulitis, y los depósitos de grasa localizada en zonas problemáticas del cuerpo como abdomen, cintura, espalda, papada, piernas, entrepiernas y revolveras, mediante la aplicación de ultrasonidos de alta potencia que producen efectos mecánicos, químicos y térmicos para que la grasa se licue, y pueda eliminarse fácilmente a través del sistema linfático, la orina y las heces. 

La ultracavitación es una alternativa de vanguardia a las intervenciones quirúrgicas, que no requiere reposo, razón por la cual también suele conocérsele como “liposucción sin cirugía”. 

¿Cómo se realiza la ultracavitación?

La ultracavitación consiste en la aplicación de ondas ultrasónicas a nivel de la superficie externa de la piel, las cuales producen cambios de presión en el líquido intersticial del tejido graso, generando que las células de grasa empiecen a vibrar y formen microburbujas (cavidades), que chocan entre sí, implosionan, y posteriormente estallan; siendo eliminadas de forma natural a través de los sistemas urinario, linfático, y las heces. Previo al inicio del tratamiento, debe aplicarse un gel conductor. En aquellos casos en los que existe lipodistrofia, es aconsejable infiltrar el tejido anteriormente con una discreta cantidad de solución hipoosmolar, a fin de potenciar el efecto de la ultracavitación. A esta técnica coadyuvante se le denomina Hidrolipoclasia, y debe ser realizada bajo estricto control médico.


¿Cuántas sesiones se necesitan en la ultracavitación?

Por lo general, la ultracavitación requiere de seis a doce sesiones, según sea el caso. Muchos pacientes pueden obtener una reducción de hasta dos tallas en tan sólo dos o tres sesiones; en tanto que otros requieren más aplicaciones. Las sesiones de ultracavitación se realizan semanalmente o cada quince días, teniendo una duración aproximada de 30 a 45 minutos, dependiendo de la zona a tratar. Una vez finalizada la aplicación de la ultracavitación, es recomendable realizar un drenaje linfático manual durante un mínimo de 10 a 15 minutos, así como radiofrecuencia, a fin de complementar la técnica con un efecto tensor de la piel. Igualmente, se aconseja seguir una dieta hipocalórica luego de culminado el tratamiento de ultracavitación, y que el paciente beba abundante agua antes y después de cada sesión (entre 1,5 y 2 litros diarios).

¿Cómo reacciona la piel durante la ultracavitación?

La ultracavitación no produce aumento de la temperatura a nivel dérmico como los ultrasonidos convencionales. La epidermis aumenta la temperatura por el contacto con el cabezal cuando éste se calienta. El efecto predominante es el mecánico. Asimismo, no existe riesgo de romper terminaciones sensitivas, vasos sanguíneos o tejidos, generando menos hematomas. En términos generales, la aplicación de la ultracavitación mejora la piel en su aspecto, y rejuvenece la zona tratada.

La ultracavitación es el único tratamiento de mejoramiento corporal que consigue eliminar la grasa a nivel celular, evitando su posterior reproducción. Este método logra romper la estructura de los depósitos grasos localizados que suelen resistirse a las dietas, y al ejercicio físico. La ultracavitación no requiere pruebas de alergia. Sin embargo, este proceso no puede realizársele a mujeres embarazadas, personas que tengan alguna prótesis en la zona a tratar, epilépticos, personas con marcapasos o pacientes que tengan alguna infección. 

Para mayor información sobre este tratamiento:

(0212) 5740710,  (0424) 2542851